Robinson Canó se reporta a entrenamientos de Mets y dice sentirse REJUVENECIDO

Entre los 20 y los 30 años, Canó fue un fenómeno que bateó .308 con .503 de slugging para los Yankees. Desde entonces, apenas ha bajado su producción, y ha ido a cuatro de sus ocho Juegos de Estrellas tras haber cumplido los 30 años.

De cualquier manera, la lista de peloteros de posición que se mantienen productivos a los 36 años es pequeña. A los 37, todavía más chica. Y a partir de ahí, muchísimo más diminuta.

Por todo eso, vale la pena mencionar que poco después de que Canó se reportara por primera vez al complejo de los Mets, dijera lo siguiente: «Me siento como de 25 años».

«Yo siempre me he sentido así», siguió Canó. «Nunca me he sentido de 30 años. Me siento bien, física y mentalmente. Para mí, eso es lo que importa como pelotero».

Si los Mets planean llevar con cuidado a Canó debido a su edad, pues no lo han dicho. Aunque el gerente general Brodie Van Wagenen ha dicho que podrían usarlo en primera base, Canó dijo que nadie del equipo le ha hablado todavía sobre esa posibilidad. Y tampoco sonaba como alguien interesado en cambiar de posición. Al contrario, antes de la suspensión de 80 juegos por violar la política antidopaje de Major League Baseball la temporada pasada, Canó había promediado 159 juegos por campaña entre las 11 temporadas previas, casi todos ellos en el segundo saco.

Y no espera que las cosas cambien en Queens.

«Mientras yo me sienta bien, a mi encanta jugar este juego», dijo Canó. «Cuando era un muchacho yo soñaba con llegar a las Grandes Ligas. Así que, si tengo la oportunidad de salir al terreno a jugar todos los días, me encantaría. Quiero seguir haciendo eso».

A los Mets también les encantaría eso, asumiendo que Canó demuestre ser merecedor del tercer puesto en el orden que el manager Mickey Callaway tiene reservado para él. Aunque el club tiene profundidad en la intermedia –Jed Lowrie, Jeff McNeil y T.J. Rivera pueden jugar allí – les encantaría usas a esos peloteros en otros lugares.

Pero por sobre todas las cosas, a los Mets les gustaría que Canó pueda cumplir con su intención de «regresar a los playoffs», a donde nunca llegó durante la media década que pasó en Seattle tras ir en siete de sus primeras ocho temporadas con los Yankees. También esperan que Canó sea un líder en el clubhouse, reemplazando el vacío dejado por el retiro del capitán David Wright. No fue por accidente que los Mets le dieron a Canó el viejo casillero de Wright en el complejo de Port St. Lucie, pues saben qué tipo de influencia puede tener sobre sus compañeros.

«Nadie va a reemplazar a David Wright en esta organización», aclaró Canó. «Todos sabemos lo que hice. Da tristeza que tuviera que retirarse así. Para mi es bien especial poder usar su casillero».

«¿Qué si voy a salir al terreno a hacerlo lo mejor que pueda y dar todo lo que tengo? Sí, lo haré. A mí no me gusta ponerme esa presión de que tengo que ser ese tipo de jugador. Pero voy a hacer todo lo que pueda para ayudar al equipo a competir y a ganar juegos».

MLB :FUENTE EXTERNA

Autor entrada: admin