¿Podría un equipo que viene de un año perdedor firmar a Bryce Harper?

Los Medias Blancas han sido uno de los clubes a los que más se les ha vinculado con Bryce Harper en esta temporada muerta, una señal de que están tratando de salir finalmente de su largo proceso de reconstrucción y volver a ser un club relevante.

La pregunta, lógicamente, es si tienen los recursos y son lo suficientemente atractivos para hacerse con Harper, particularmente porque vienen de seis temporadas seguidas con récord perdedor.

Se cree que Harper quiere firmar uno de los contratos más caros de la historia y jugar para un equipo contendor. Eso limitaría el número de posibles interesados a un puñado de equipos.

Ahora bien, puede que Harper y Machado quieran ganar. Harper nunca ha ganado una serie de postemporada. Machado nunca se había llevado una hasta que se unió a los Dodgers a mediados del 2018.

Es lógico pensar no van a ir a un equipo perdedor. ¿Pero es realmente cierto? Piensen en todas las variables que entran en una decisión así. Seguro, ganar es importante. También es la ubicación, como encajas en la organización, el estadio, los compañeros, coaches y así por el estilo. Pero al final, todos sabemos que el factor más importante es el dinero. Van a ir a donde consigan el mejor contrato, y está claro que se ganaron ese derecho.

Para probar esta teoría, decidimos darles un vistazo a los contratos más grandes firmados en la agencia libre para ver cuántos jugadores terminaron logrando mega-pactos con equipos que venían de temporadas perdedoras.

Para efectos de este ejercicio, buscamos sólo jugadores que acordaron con nuevos equipos, no aquellos que firmaron extensiones, como Giancarlo Stanton, el venezolano Miguel Cabrera, Clayton Kershaw y Joey Votto.

En total, encontramos 35 contratos de al menos US$100 millones por agentes libres con nuevos equipos, durante un lapso que va desde diciembre de 1998 (cuando los Dodgers convirtieron a Kevin Brown en el primer jugador con un contrato de US$100 millones) y la semana pasada (cuando los Nacionales firmaron al abridor zurdo Patrick Corbin por US$140 millones).

Cuatro de los siete contratos más onerosos en la historia del béisbol fueron dados por equipos que acababan de terminar con más derrotas que victorias. Se trata de Alex Rodríguez con los Rangers en el 2001, el dominicano Robinson Canó con los Marineros en el 2014 y Zack Greinke y David Price con los D-backs y los Medias Rojas, respectivamente, en el 2016.

La lista se extiende. Ocho de los primeros 20 contratos más caros fueron dados por conjuntos perdedores. Si amplía la búsqueda, son 10 de los primeros 25 y 13 de los 35 que ubicamos.

En total, casi el 40% de las veces que un equipo firmó a agente libre con un pacto de US$100 millones o más, ese club venía de un año con marca negativa. Pero hay más. Cuatro de los equipos ganadores tuvieron foja de 82-80, lo que quiere decir que casi la mitad de esos súper contratos fueron dados por novenas que no ganaron más de 82 juegos.

Y de los 35 contratos, el porcentaje de victorias promedio de todos los equipos la campaña previa fue .511, lo que sería equivalente a un año con récord de 83-79.

El punto es que es la historia del béisbol demuestra que es posible que Harper o Machado, o incluso ambos, terminen en conjuntos que tuvieron foja peor de .500 en el 2018.

Los 13 contratos de más de US$100 millones dados por equipos con récord negativo:

US$252 millones, Alex Rodríguez, Rangers, 2001
US$240 millones, Robinson Canó, Marineros, 2014
US$217 millones, David Price, Medias Rojas, 2016
US $206.5 millones, Zack Greinke, D-backs, 2016
US $155 millones, Jon Lester, Cachorros, 2015
US $144 millones, Eric Hosmer, Padres, 2018
US $136 millones, Alfonso Soriano, Cachorros, 2007
US $132.5 millones, Justin Upton, Tigres, 2016
US $110 millones, Jordan Zimmermann, Tigres, 2016
US $126 millones, Jayson Werth, Nacionales, 2011
US $126 millones, Barry Zito, Gigantes, 2007
US $119 millones, Carlos Beltrán, Mets, 2005
US $106 millones, José Reyes, Marlins, 2012

 MLB.com

Autor entrada: admin