Chipper, Thome y Vladimir brillaron vs. pitchers exaltados al Salón

Chipper, Thome y Vladimir brillaron vs. pitchers exaltados al Salón

 01:30
 MLB.com
23 de ene., 2018

Es probable que al menos tres legendarios bateadores ingresen a Cooperstown este miércoles, cuando la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BWAA por sus siglas en inglés) anuncie los resultados de la elección 2018 del Salón de la Fama.

Mientras Trevor Hoffman y el puertorriqueño Edgar Martínez deberán esperar hasta el momento del anuncio para saber si pasaron el umbral del 75% de los votos requeridos para la exaltación, Chipper Jones, Jim Thome y el dominicano Vladimir Guerrero parecen estar virtualmente dentro si nos basamos en las boletas -un poco más del 50%- que ya se han hecho públicas. Los tres aparecen por encima del 90%.

Pero en realidad, cada uno de estos tres cañoneros demostró que pertenecían al Salón de la Fama mucho antes de que tuviesen la oportunidad de unirse al club. El trío lo hizo acumulando grandes números contra pitchers que terminarían recibiendo su placa en Cooperstown. Además, hay algo que los une a los tres: el éxito que tuvieron contra quien quizás fue el lanzador más difícil de su generación: el dominicano Pedro Martínez.

Aquí pueden darle un vistazo a cómo le fue a cada uno (Nota: Todos las estadísticas incluyen la postemporada)

Chipper Jones 
Los números de Jones contra Martínez fueron más sólidos que espectaculares. El toletero ambidextro dejó un promedio de embasarse de .339 y un slugging de .408 en 59 viajes al plato desde 1995 hasta 2009 contra Pedro. Le pegó tres jonrones.

El primero de esos palazos fue con las bases llenas, el 5 de julio de 1997 en el Estadio Olímpico de Montreal contra los Expos. El batazo terminaría cobrando más valor con el tiempo, porque fue el último grand slam -de un total de cuatro- que permitiría Martínez en su carrera.

Mientras tanto, Jones se las arregló para lucir ante otro futuro Salón de la Fama, Randy Johnson. Los dos se midieron 47 veces, y la Gran Unidad lo ponchó 17 veces, pero Jones compensó de sobra los ponches en el resto de los viajes al plato.

Su línea ofensiva de .349/.404/.791 le da a Jones el segundo mejor OPS (1.195) de cualquier bateador que haya acumulado al menos 30 viajes al plato contra Johnson, sólo por detrás del dominicano Albert Pujols. Los seis jonrones de Jones lo igualan con Pujols como los líderes en bambinazos contra Johnson.

Considérese lo que hizo Jones contra Johnson entre 1999 y 2000, temporadas en las que el Big Unit dejó 2.56 de efectividad, ponchó a 711 rivales y ganó dos premios Cy Young con los D-backs. En un total de cinco juegos, Jones le ligó de 14-8 con un doble, seis jonrones y ocho empujadas.

Jim Thome
Por un lado, Martínez ponchó a Thome 18 veces en 51 viajes al plato y lo limitó a un promedio de .167 (de 42-7). Por el otro, Thome le sacó nueve boletos, le pegó nueve jonrones y sumó un estelar slugging de .476.

Thome es uno de apenas seis jugadores que le conectaron al menos cuatro bambinazos a Martínez.

Thome también se supo fajar contra otro miembro del Salón de la Fama, Greg Maddux, a quién le ligó para .259/.333/.556 en 30 viajes a la caja de bateo. Se midieron por primera vez en la Serie Mundial de 1995, con Thome pegándole un par de hits en seis turnos.

Vladimir Guerrero
Durante la temporada de novato de Guerrero en 1997, Martínez fue su compañero y mentor en los Expos, justo antes de su cambio a los Medias Rojas en noviembre de ese año. Los dos no se vieron las caras muchas veces después de eso, pero cuando lo hicieron, Guerrero llevó la voz cantante conectando .286/.476/.571 en 21 viajes al plato.

Vladimir fue un tormento para Martínez en el 2004, su primera temporada con los Angelinos y la última de Pedro en los Medias Rojas. El 2 de junio en Anaheim, Guerrero empujó cinco rayitas ante Martínez con un jonrón, un doble y un elevado de sacrificio en lo que terminó siendo una jornada de nueve empujadas para él, un récord personal. Luego, en el Juego 2 de la SDLA en el Angel Stadium, le ligó un sencillo que trajo dos.

Por otro lado, Guerrero se enfrentó a Tom Glavine, otro inmortal, más veces (75) que ante cualquier otro pitcher en su carrera con la excepción de Kevin Millwood. Y vaya que le fue bien. Entre 1996 y 2003, Guerrero le ligó para .323/.413/.554 con nueve extrabases, nueve empujadas y 10 boletos.

La última vez que se retaron fue cuando los Mets de Glavine visitaron Montreal el 14 de septiembre del 2003. Guerrero le dio un doble en el segundo inning, un sencillo impulsor en el cuarto y un triple remolcador contra la pared del jardín derecho en el quinto. Luego añadió un jonrón de dos rayas contra Dan Wheeler en el séptimo, completando así el último ciclo en la historia de los Expos.

Autor entrada: admin